saltar navegación

Ruidos

Al Ayuntamiento de Abárzuza

EXP. 16/560

En relación con la falta de adopción por el Ayuntamiento de Abárzuza de medidas adecuadas y efectivas para solucionar el problema de ruidos generados por una sociedad gastronómica:

  • Recordar al Ayuntamiento su deber legal de proteger con eficacia los derechos constitucionales del autor de la queja por el ruido procedente de la sociedad denunciada, adoptando aquellas medidas que sean precisas y proporcionadas a tal efecto.
  • Recomendar al Ayuntamiento que adopte las medidas correctoras que procedan para solucionar el problema que afecta al autor de la queja y, en particular, las contenidas en el informe de la Policía Foral, de 31 de marzo de 2016, y las efectuadas por el técnico de GANASA en su correo electrónico remitido a dicho Ayuntamiento.
  • Recomendar al Ayuntamiento que facilite al autor de la queja la resolución finalizadora del procedimiento sancionador incoado a la sociedad denunciada y las medidas correctoras propuestas por el técnico de GANASA mediante correo electrónico, sin perjuicio de la protección de los datos personales de terceros que proceda.

Al Ayuntamiento de Arguedas

EXP. 16/10

En relación con la inactividad del Ayuntamiento ante una denuncia por ruido:

  • Recomendar al Ayuntamiento que requiera a la entidad titular de la actividad que ha motivado la queja, en relación con la instalación de la terraza que la ha determinado, el establecimiento de medidas correctoras para evitar o disminuir las molestias por ruido, de forma que no se superen los niveles máximo previstos por el Decreto Foral 135/1989, de 8 de junio.

Al Ayuntamiento de Berriozar

EXP. 16/619

En relación con las molestias ocasionadas por el ruido de un bar:

  • Recordar al Ayuntamiento el deber legal de proteger eficazmente el derecho del autor de la queja a no soportar ruidos excesivos en su ámbito domiciliario.
  • Recomendar al Ayuntamiento que realice una comprobación sobre el nivel de aislamiento acústico del local, exigiendo, si procede, que se incremente dicho aislamiento.

Al Ayuntamiento de Caparroso

EXP. 16/151

En relación con las molestias por los ruidos que sufren en una vivienda de su propiedad causadas por unos piperos:

  • Recordar al Ayuntamiento su deber legal de proteger con eficacia los derechos constitucionales de los vecinos afectados por los ruidos procedentes de los locales denunciados, adoptando todas aquellas medidas que sean precisas a tal efecto.
  • Recomendar al Ayuntamiento que efectúe una inspección de los locales citados en la queja, a efectos de que compruebe si los mismos cuentan con las correspondientes autorizaciones y, sobre todo, si cumplen las condiciones requeridas para su funcionamiento, con adopción, en otro caso, de las medidas correctoras que procedan, garantizando el derecho de los vecinos a no soportar más ruido que el admisible legalmente.

Al Ayuntamiento de Aranguren

EXP. 16/403

En relación con la falta de contestación a su solicitud de permiso para la instalación de una pantalla acústica que atenúe las molestias generadas por la actividad industrial:

  • Recordar al Ayuntamiento el deber legal de resolver en plazo las solicitudes que le presenten los ciudadanos.
  • Recomendar al Ayuntamiento que autorice la colocación de la barrera acústica solicitada por la mercantil autora de la queja, en cuanto medida correctora de la actividad industrial en funcionamiento dirigida a proteger los derechos de los vecinos.

Al Ayuntamiento de Dicastillo

EXP. 16/58

En relación con las molestias ocasionados por un bar de la localidad que no está insonorizado:

  • Recordar al Ayuntamiento su deber legal de velar por el cumplimiento de las condiciones de funcionamiento del bar, y, en particular, de lo que se refiere a la observancia del horario y de los límites sonoros.

A la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

EXP. 16/514

En relación con los ruidos ocasionados por el servicio de recogida de basura en la calle Vidángoz, esquina con la calle Garde, de Pamplona, en horario nocturno:

  • Recordar a la Mancomunidad el deber legal de garantizar el derecho de los ciudadanos a no soportar en su ámbito domiciliario ruidos provenientes del servicio de recogida de residuos urbanos que superen los límites máximos admitidos por la legislación aplicable.
  • Recomendar a la Mancomunidad en relación con el servicio de recogida de los residuos urbanos objeto de queja, que adopte las medidas que resulten necesarias y sean efectivas para eliminar o, cuando menos, minimizar el ruido excesivo que genere esa actividad y que invada el domicilio del interesado, especialmente en horario nocturno.