saltar navegación

Propuesta para que se modifique el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en relación con el tratamiento fiscal que se da a la compensación de las disminuciones patrimoniales.

27 junio 2014

Materia : Hacienda. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Administración destinataria: Departamento de Economía, Hacienda, Industria y Empleo.

Resumen: Un ciudadano propuso una modificación del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en relación con el tratamiento fiscal que se da a la compensación de las disminuciones patrimoniales, como consecuencia de la modificación, que sobre esta materia, llevó a cabo la Ley Foral 22/2012, de 26 de diciembre, con efectos a partir del 1 de enero de 2013.

Exponía que, a partir del 1 de enero de 2013, todas las disminuciones de patrimonio generadas en los años 2009, 2010, 2011 y 2012, ya no podrán ser compensadas con incrementos de patrimonio generados a partir de 2013 y derivados de transmisiones de elementos patrimoniales adquiridos en un plazo igual o inferior a un año. Aludía al supuesto de personas que han experimentado disminuciones netas de patrimonio, derivadas del contexto económico atravesado, que no podrán ser compensadas con las plusvalías que comienzan a generar. Por tanto, en el año 2013 y siguientes han generado o van a generar incrementos regulares, que van a tributar en el IRPF, no siendo éstos reales, dado que son una recuperación de la pérdida generada en años anteriores, no existiendo variación en la situación patrimonial del sujeto pasivo.

Resultado: Tras solicitarse informe al Departamento de Economía, Hacienda, Industria y Empleo, éste manifestó su criterio contrario a la modificación legislativa del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Vista la postura firme del Departamento sobre el asunto, y con el traslado de esta información al proponente, se puso fin a las actuaciones, al apreciar que la propuesta no podía prosperar por esta vía. En el mismo acto, se informó al proponente que, en ejercicio del derecho de petición, podía dirigirse al Parlamento de Navarra, que es el órgano legislativo al que correspondería la modificación legal que entrañaba la propuesta.