saltar navegación

Que se modifiquen los criterios de gestión en la contratación temporal del puesto de Auxiliar Administrativo del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, en relación con determinadas ofertas muy precarias y con la provisión de plazas estructurales.

11 enero 2013

Materia. Empleo Público. Ingreso y provisión de puestos de trabajo. Contratación temporal.

Administración afectada: Departamento de Salud.

Resumen: Una ciudadana propone, por un lado, que se revisen los criterios de gestión de listas de contratación aplicados por el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea en relación con determinadas ofertas de trabajo muy precarias, refiriéndose, en particular, a aquellas en que la prestación ha de realizarse por días sueltos (varios días determinados dentro de un periodo de referencia, incluso en órganos administrativos distintos). Expone que es injusto que quien no acepte este tipo de ofertas, que, además, se cursan con muy poca antelación, se vea relegado a la última posición del listado. Considera, asimismo, que, quien las acepte, debería poder seguir optando a las sucesivas ofertas de contratación que se cursen, que pueden ser mucho más ventajosas, a modo de mejora de empleo.

Propone, por otro lado, que se limite el tiempo de contratación de las plazas estructurales o de refuerzo, para que su provisión se realice por los mecanismos ordinarios de ingreso o a través de las listas de contratación derivadas de los mismos. A este respecto, entiende que las contrataciones para este tipo de plazas perduran en exceso, lo que perjudica a otros aspirantes.

Resultado: El Defensor dio traslado de la propuesta al Departamento de Salud. Este indicó que el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea aplica en la gestión de la selección y contratación de personal temporal en régimen administrativo, en todos los centros dependientes del mismo, lo dispuesto en la Orden Foral 172/2009, de 24 de diciembre de la Consejera de Salud, fruto de un Acuerdo entre la Administración y los sindicatos, por lo que cualquier modificación habría de seguir el mismo cauce.

Asimismo, explicó que la provisión de las plazas estructurales ya cuenta con una limitación temporal, que deriva de la aplicación del Decreto Foral 68/2009, de 28 de septiembre, por el que se regula la contratación de personal en régimen administrativo en las Administraciones Públicas de Navarra. Esta norma determina que la duración del contrato administrativo de atención de otras necesidades de personal en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea no podrá ser superior a cinco años y que, transcurrido dicho plazo, no podrá prorrogarse nuevamente el contrato para la atención de las mismas necesidades. Si tales necesidades subsisten, la norma exige la creación de la correspondiente vacante en la plantilla orgánica y su inclusión en la siguiente oferta pública de empleo.

El Defensor del Pueblo de Navarra constató la existencia de este límite temporal y la razonabilidad de la regulación en este extremo. No obstante, defendió la conveniencia de atender específicamente la peculiaridad de las ofertas de contrato descritas en la propuesta, por su particular precariedad, para que se atemperen los efectos de un eventual rechazo o aceptación.

En esta línea, sugirió al Departamento de Salud que, en la gestión de las contrataciones temporales, y en referencia a ofertas de contrato para prestar el servicio por días concretos dentro de un periodo de referencia, bien se atenúen las consecuencias del posible rechazo, estimándolo justificado a los efectos de la permanencia o de la posición en el listado de contratación, bien se considere a los aspirantes que las acepten disponibles para continuar recibiendo ofertas del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea durante el tiempo del contrato aceptado, para que puedan optar a estas últimas si les interesara.