saltar navegación

Que se limite el horario de las bajeras de ocio de Pamplona.

14 enero 2013

Materia : Medio Ambiente. Contaminación acústica. Bajeras de ocio.

Administración afectada : Ayuntamiento de Pamplona.

Resumen: Un ciudadano de Pamplona expone la problemática que plantean las bajeras de ocio, frecuentadas principalmente por personas jóvenes, por no existir una normativa específica que las regule y que concilie su funcionamiento con los derechos de los vecinos. En este contexto, apreciando que el Ayuntamiento de Pamplona se dispone a tramitar una ordenanza reguladora, propone que en ella se incluya una limitación horaria.

Resultado : Esta institución trasladó a dicho Ayuntamiento de Pamplona una serie de consideraciones sobre la controversia que, especialmente de un tiempo a esta parte, viene planteando la utilización habitual de bajeras por grupos de jóvenes, por la afección que esta utilización y su intensidad pueden producir en los derechos de los vecinos, fundamentalmente, aunque no solo, por la emisión de ruido a veces excesivo.

El Defensor del Pueblo de Navarra expuso que el establecimiento de límites horarios en la utilización de estos locales puede ser una medida oportuna y adecuada, guardando la debida proporcionalidad, por la pluralidad de derechos e intereses afectados: los derechos de los usuarios de las bajeras a reunirse y disfrutar de su tiempo de ocio, y el derecho de los vecinos al descanso, al disfrute de un medio ambiente adecuado y a la intimidad domiciliaria.

Dado que el carácter privado y no abierto al público de estos locales ha suscitado dudas sobre la posibilidad de establecer restricciones horarias, el Defensor del Pueblo de Navarra, además de exponer su criterio, trasladó al Ayuntamiento de Pamplona que, en una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, en la que se examinaba una norma análoga del Ayuntamiento de Tudela, se vino a asimilar, a los concretos efectos limitadores que aquí interesan, estos locales a otros que sí son abiertos al público (con la consideración de asimilados a establecimientos públicos de análoga naturaleza), concluyéndose la procedencia de dicha limitación horaria

El Defensor apuntó que el potencial efecto molesto de este tipo de locales, si se quiere atípicos, puede ser muy similar al de algunos establecimientos abiertos al público. Por ello, sugirió al Ayuntamiento de Pamplona que incorpore al borrador de ordenanza municipal reguladora de locales destinados a actividades restringidas al ámbito privado o de carácter familiar no abiertos a pública concurrencia, con la intensidad que se determine, una limitación referida al horario de funcionamiento, con la finalidad esencial de evitar el ruido excesivo en el tramo nocturno.

El Ayuntamiento informó que aceptaba la sugerencia y que se incluiría esta cuestión en la ordenanza, que se encontraba en fase de elaboración.