saltar navegación

Que se otorgue un tratamiento fiscal más favorable a las personas perceptoras de una pensión compensatoria.

21 mayo 2012

Materia: Hacienda. Impuestos. IRPF. Deducciones. Pensión compensatoria.

Administración destinataria: Departamento de Economía y Hacienda. (Hacienda Tributaria de Navarra).

Resumen: Una ciudadana propone que la normativa del IRPF otorgue un tratamiento fiscal más favorable a las personas perceptoras de una pensión compensatoria, en el sentido de que las retenciones soportadas por el pagador de la pensión compensatoria en los casos de ruptura matrimonial se las descuente el perceptor de la pensión en su declaración de la renta. La proponente considera que la filosofía de la pensión compensatoria es que ninguna de las partes se vea perjudicada económicamente con la separación, pero que, en la actualidad, la forma de declarar la pensión en el IRPF perjudica a quien la recibe. Fundamenta la argumentación en que el perceptor de la pensión no puede "deducir" nada en concepto de retención a cuenta del lRPF, mientras que el que la paga, a pesar de declarar "el sueldo bruto" que percibe menos el importe de la pensión, puede deducir en su declaración del IRPF todas las retenciones a cuenta soportadas.

Resultado: Tras solicitarse informe al Departamento de Economía y Hacienda, la Hacienda Tributaria de Navarra informa, en esencia, que se crearía una situación en la que no se respetaría el principio de capacidad económica , pues la persona beneficiaria de la pensión pagaría por el tributo por debajo de lo que le corresponde de acuerdo con su capacidad económica, y la otra, el pagador de la pensión, tributaría por encima de su capacidad económica. Añade el informe que la aplicación del mecanismo de las retenciones a cuenta del lRPF no da lugar a un menor ni a un mayor pago de impuestos: simplemente es un anticipo de ellos, por lo que el sujeto pasivo solo puede descontar las retenciones en su declaración de IRPF si efectivamente las ha soportado. Asimismo, se señala que, con la aplicación del referido mecanismo, no se genera ningún tipo de perjuicio a las personas perceptoras de pensiones compensatorias, por no afectar, ni al contenido de tales pensiones, ni a su carga tributaria. Concluye el informe entendiendo que la propuesta presentada conduciría a situaciones en que, ante una misma capacidad económica e idéntica situación personal y familiar, los dos sujetos pasivos pagasen importes diferentes, por lo que la propuesta carecería de viabilidad desde el punto de vista técnico.

En consecuencia, la Administración no ve posible asumir la propuesta.