saltar navegación

Se sugiere al Departamento de Educación que impulse un proyecto educativo que permita que los menores del centro residencial educativo terapéutico de Zandueta reciban educación reglada.

11 mayo 2010

Representantes de la asociación DIANOVA, que actualmente gestiona el centro residencial educativo terapéutico de Zandueta para menores con problemas de conducta y consumo abusivo de sustancias tóxicas, se reunieron con el Defensor del Pueblo de Navarra, a instancia del Defensor del Pueblo de las Cortes Generales.

Durante el curso de la entrevista, los representantes del centro le expusieron el proyecto del centro y las funciones que realizan en el desarrollo el programa residencial educativo–terapéutico para menores con problemas de conducta y consumo abusivo de sustancias tóxicas, así como el trabajo que han realizado en respuesta al informe que se elaboró por el Defensor del Pueblo de las Cortes Generales sobre los centros de protección de menores con trastornos de conducta y en situación de dificultad social.

Uno de los aspectos de mejora que propusieron, y que fue la razón fundamental de la entrevista, fue la necesidad de ofrecer enseñanza reglada a los menores que realizan el programa educativo-terapéutico en Zandueta, tal y como se ha hecho en otros centros de protección de menores, como el de “Santa Lucía” de Madrid.

La propuesta fue trasladada al Departamento de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte, y al Departamento de Educación.

Los dos Departamentos han valorado positivamente esta propuesta. En concreto, el Departamento de Educación ha informado al Defensor del Pueblo de Navarra que actualmente está estudiando el proyecto presentado por DIANOVA, con la intención de dar una respuesta educativa a los menores que residen en el centro.

El Defensor del Pueblo de Navarra ha sugerido al Departamento de Educación que la determinación de las necesidades educativas de los menores que residen en el centro de Zandueta y la concreción del proyecto a desarrollar en dicho centro se lleve a cabo a la mayor brevedad posible, de modo que, en el curso escolar 2010/2011, los menores del centro puedan recibir enseñanza reglada.