saltar navegación

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. 2007-2012
  4. 2011
  5. El Gobierno de Navarra contempla reducir los ni...

El Gobierno de Navarra contempla reducir los niveles de iluminación en las rondas y variantes de Pamplona

13 Enero 2011 DPN

El Departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones ha remitido un informe al Defensor del Pueblo de Navarra en el que, tras analizar los niveles de iluminación existentes en las rondas de Pamplona (PA-30), baraja reducir en los tramos de esas vías lo que se conoce como “flujo lumínico”.

El informe trae causa de una propuesta ciudadana recibida en la institución del Defensor del Pueblo de Navarra, en la que un ciudadano ponía de manifiesto el exceso de alumbrado en rondas y variantes de Pamplona, alegando que “ en la variante Este, desde Tajonar hasta Itaroa, hay cientos de potentes farolas instaladas cada pocos metros, que iluminan los carriles en ambos sentidos. Cada noche se encienden todas ellas y hay tanta luz que si se apagan las luces del coche no se pierde visión ”.

Tras la recepción de la propuesta, el Defensor del Pueblo de Navarra remitió la misma al Departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones para su estudio. Como respuesta, el citado Departamento ha elaborado un informe técnico sobre los “niveles de iluminación en la PA-30 (rondas de Pamplona)”.

De acuerdo con las conclusiones de este documento, el Departamento ha informado que evalúa ampliar el periodo de reducción del flujo lumínico en todos los tramos de las rondas de Pamplona, tratando de no forzar el sensato equilibrio que debe existir entre unos niveles razonables de funcionalidad y seguridad en la carretera y el ahorro de consumo y disminución de la contaminación lumínica.

El informe del Departamento destaca, como posibles opciones desde el punto de vista técnico, rebajar hasta un 35% el nivel de iluminación, manteniendo una uniformidad adecuada. Con ello se favorecería, expone, el ahorro energético y económico y se reduciría la contaminación lumínica. Esta solución podría combinarse con la sustitución progresiva en los tramos de tronco de la vía (aquellos entre enlace e intersecciones) de las actuales lámparas de 250 vatios por otras de 150 vatios, “si los estudios previos en campo confirman que esta reducción del nivel de iluminación no conlleva mermas inaceptables en la visibilidad y seguridad de los usuarios de la vía”, concluye el informe.