saltar navegación

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. 2007-2012
  4. 2011
  5. El Defensor del Pueblo de Navarra muestra su sa...

El Defensor del Pueblo de Navarra muestra su satisfacción por la anunciada creación de la especialidad de psiquiatría infantil

15 Abril 2011 DPN

El Defensor del Pueblo de Navarra, Francisco Javier Enériz Olaechea, ha mostrado su satisfacción, y apoyo, por la próxima creación de la especialidad de psiquiatría infanto-juvenil.

Hace escasos días, la Ministra de Sanidad y Políticas Sociales anunció ante el pleno del Congreso de los Diputados la creación, antes de que finalice el año, de esta especialidad médica de psiquiatría infantil.

Se trata de una demanda planteada ya hace años por las familias de niños y niñas con problemas de salud mental, y que ha venido siendo apoyada por el Defensor del Pueblo de Navarra y el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra.

En 2008, Enériz trasladó a la Consejera de Salud, María Kutz, la preocupación e interés mostrado por “la Plataforma de Familias para la Creación de la Especialidad de Psiquiatría Infanto Juvenil”, quien había propuesto y expuesto las razones para la creación de la especialidad de “Psiquiatría del niño y del Adolescente”.

La propuesta fue incluso analizada en una reunión de Defensores Autonómicos con el Defensor del Pueblo designado por las Cortes Generales y apoyada por todos ellos.

Desde el primer momento, el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra valoró muy positivamente la propuesta de las familias, recogida por el Defensor, y expuso que la haría llegar a los Ministerios de Sanidad y de Educación. Ahora, el Ministerio de Sanidad ha recogido la iniciativa y ha anunciado su puesta en marcha para finales de este año.

La necesidad de establecer mejoras en la atención a la salud mental infanto-juvenil ha sido percibida por la institución del Defensor del Pueblo de Navarra a través de las quejas y propuestas de los colectivos que trabajan en esta área.

Como resultado de ello, el año pasado el Defensor del Pueblo de Navarra inició una actuación de oficio y trasladó al Departamento de Salud del Gobierno de Navarra una serie de sugerencias de mejora en la atención mental a niños y adolescentes. En concreto, sugirió:

  1. Que el Departamento promueva la elaboración de una Cartera de Servicios sociosanitarios para la salud mental infanto-juvenil, que contemple las patologías a atender en niños y adolescentes; las distintas formas de evaluación, diagnóstico clínico y psicodiagnóstico; los tipos de intervención: farmacológica y psicoterapéutica, educativa, de apoyo social, etcétera; las características e intensidades de las prestaciones (ambulatoria, hospital de día,….); y los plazos máximos para cada tipo de prestación.

  2. Que, paralelamente a la Cartera de Servicios, el Departamento elabore y apruebe protocolos de actuación a efectos de coordinar las actuaciones de todos los órganos y, en su caso, Departamentos e instituciones implicados.

  3. Que impulse medidas formativas específicas para profesionales sanitarios.

  4. Que impulse la formación del personal profesional educativo y de los servicios sociales, en la atención a la salud mental infanto-juvenil, con el fin de erradicar el estigma y la discriminación.

  5. Que desarrolle una estructura de salud mental especializada para la atención de niños y jóvenes, conforme al modelo de atención comunitaria, contando con las asociaciones de familiares y profesionales en la planificación, desarrollo, control y gestión de los recursos asistenciales. Esta acción se concretaría en la creación del Centro de Salud Mental Infanto-Juvenil.

  6. Que se incorporen a los Presupuestos Generales de Navarra una o varias líneas presupuestarias específicas para financiar suficientemente las actuaciones de atención a la salud mental de los menores y adolescentes, y que se mantengan en los años sucesivos.

En respuesta a estas sugerencias, el Departamento de Salud informó que se estaba trabajando en el desarrollo de un Plan Infanto-juvenil en el sentido apuntado por el Defensor del Pueblo con resultados altamente satisfactorios.

En cuanto a la creación de la especialidad de psiquiatría infanto-juvenil, el Departamento de Salud informó que, siendo sensibles a la realidad de las necesidades específicas de este sector de la población, en tanto no se produjese el reconocimiento oficial de dicha especialidad, ofrecería un recurso a las familias de niños y adolescentes donde todo el personal: psiquiatras, psicólogos clínicos, enfermería, trabajo social, auxiliares, y otros profesionales, esté dedicado en exclusiva a la atención de este colectivo.