saltar navegación

Cuotas por estancia en residencia de la Tercera Edad

ANTECEDENTES

Una mujer residente en la Residencia Mixta "Solidaridad" de Castejón, organismo autónomo dependiente del Ayuntamiento de Castejón, planteó una queja (10/2001/2) en relación con el cobro de las cuotas correspondientes a su estancia y en la que relataba los diferentes incrementos que había ido afrontando desde su ingreso en octubre de 1.996, así como la problemática surgida en su caso con el cobro de dichas cuotas y las de meses anteriores, en los que se habían dado situaciones de cobro de hasta ocho meses.

Solicitado el pertinente informe al Ayuntamiento citado, el presidente del Patronato de la citada Residencia "Solidaridad" nos remite su informe, en el que detalla todo el proceso seguido con la interesada desde su ingreso hasta la actualidad en lo que se refiere al establecimiento de la cuota a satisfacer por su estancia en el centro y sobre su condición de asistida en el mismo. Informe que es completado posteriormente con otro sobre el mismo asunto.

A la vista de las alegaciones de la interesada y de la documentación que posteriormente nos ha sido remitida, la evolución de las cuotas en la Residencia de la Sra. Sebastián, según indica el propio Patronato, ha sido la siguiente:

RELACIÓN DE CUOTAS CORRESPONDIENTES A DOÑA...

         

AÑO

TARIFA DE LA RESIDENCIA

AYUDA CONCEDIDA POR EL INBS

CUOTA ABONADA POR LA RESIDENTE

OBSERVACIONES

         

1996

175.000

102.861

Oct. 4.810

Ingresa en la residencia el día 29 de Octubre de ese año.

         

1997

175.000

2.861

72.140

Se mantiene la misma tarifa que el año anterior.

         

1998

178.500

102.861

75.639

En marzo se le cobran los atrasos (subida cuota enero y febrero) más la cuota de marzo lo que hace un total de 82.637.- Ptas.

         

1999

178.500

92.884

92.884

Se le mantiene la misma tarifa que el año anterior. Se le aplica el acuerdo del 18 de junio del 97 del I.N.B.S. Se reduce la subvención, se cobran atrasos de enero a julio más la cuota de agosto 155.455 (devuelve el recibo). En enero se le pasa el recibo devuelto más la cuota (241.071).

85.616. -(desde agosto)

         

2000

178.500

90.731

85.616

Se le mantiene la misma tarifa 87.769.-(desde abril) que el año anterior. Se cobran 4.306.- Ptas. de atrasos de enero y febrero más la cuota de marzo 92.075.-Ptas.

         

2001

185.000

90.731

87.769

Se aumenta la tarifa con efectos de 1 de enero de 2001. El Gobierno de Navarra aprueba una nueva normativa: Ley Foral 17/2000 de 29 de diciembre. Está pendiente de que el INBS actualice la ayuda correspondiente a la nueva normativa con efectos desde el 1 de enero del mismo año.

ANÁLISIS

La atención residencial a las personas mayores encuentra su fundamento en el artículo 50 de la Constitución de 1978, según el cual los poderes públicos han de implicarse y comprometerse en mayor medida con las aspiraciones de este colectivo (garantizando su suficiencia económica mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas y promoviendo su bienestar a través de un sistema de servicios sociales que atienda sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio).

En este sentido, la Ley Foral 14/1983, de 30 de marzo, de Servicios Sociales, en lo que se refiere a la Tercera Edad y específicamente a las residencias, contempla el fomento de las siguientes actuaciones:

? Creación de las suficientes plazas de residencia asistida para ancianos incapacitados.

? Reforma, transformación y mejora de la calidad de atención de las residencias actualmente existentes, servicios de apoyatura familiar y creación de cuantas plazas de alojamiento para válidos sean necesarias.

Hay que tener en cuenta que son varias las Administraciones e Instituciones implicadas en esta labor, por lo que es imprescindible el establecimiento de cauces estables de coordinación y comunicación entre todas ellas.

La cuestión que se planteaba era una discrepancia con la cuota que se le cobra a la residente autora de la queja, la forma en que se ha hecho y la cantidad que finalmente quedaba a su disposición para sus gastos personales, una vez hecha efectiva la cuota mensual.

Pese a que la Residencia Mixta "Solidaridad" de Castejón no mantiene un concierto propiamente dicho con el Instituto Navarro de Bienestar Social, pues lo que se arbitran son ayudas individuales para los residentes que son abonadas directamente al centro, la normas que se han venido aplicando en materia de ayudas han sido las establecidas en el Decreto ForaI 168/1990, de 28 de junio, que se regula las prestaciones y ayudas individuales y familiares en materia de Servicios Sociales, la Orden Foral 56/1998, de 18 de octubre que establece la cuantía máxima de las ayudas a percibir para estancias concertadas en centros de minusválidos, ancianos y menores, así como en el acuerdo de la Junta de Gobierno del Instituto Navarro de Bienestar Social de 18 de junio de 1.997, por el que se aprueban las tarifas y las normas de aplicación de las mismas por la prestación de servicios gestionados directa e indirectamente por el Instituto. En este sentido, cabe destacar que la Ley Foral 17/2000, de 29 de diciembre, reguladora de la aportación económica de los usuarios a la financiación de los servicios por estancia en centros para la Tercera Edad, supone el actual referente de este tipo de situaciones, si bien en el período que analizamos no estaba en aplicación.

Vistas la regulación y normas que han venido aplicándose a este caso, se podía concluir que el Gobierno de Navarra establece un importe máximo de ayuda económica, que en el período que analizamos y para el caso de plazas de asistidos estaba establecido en 103.438,- pesetas mensuales desde el 1 de enero de 1.995 (O.F. 16/1995, de 18 de enero) y en 108.000,- pesetas mensuales desde el 1 de octubre de 1.998 (O.F. 56/1998, de 19 de octubre), cantidades muy próximas a las que se concedieron en este caso en los años 1996, 1997 y 1998 (según se indica en cuadro inicial, 102.861,- pesetas mensuales). Actualmente, en cuanto a estas cuantías habrá que estar a lo dispuesto en el art. 4 de la Ley Foral 17/2000, de 29 de diciembre.

Por otra parte, el acuerdo ya mencionado de la Junta de Gobierno del Instituto Navarro de Bienestar Social de 18 de junio de 1.997 viene a establecer, para el caso de personas que no dispongan de ingresos suficientes con los que abonar íntegramente la tarifa correspondiente, que satisfaga, en concepto de pago mensual, la cantidad resultante de aplicar el porcentaje del 90% de la renta per cápita mensual, sin que, en ningún caso, y como consecuencia de aplicar dicho porcentaje, quede para la libre disposición del residente una cantidad inferior, en cómputo anual, a 120.000.- pesetas para las personas asistidas y cuando el residente no tiene cónyuge, como ocurre en este caso concreto. Esta cantidad es actualizada anualmente conforme a la evolución del I.P.C. en Navarra y, como consecuencia de esta actualización, en el año 1.999 ascendía a 124.725.- pesetas.

Conforme a los datos de que se disponen de la firmante de la queja, se constata que este marco ha sido respetado y cumplido durante los años en que ha permanecido en la Residencia, incluso en el año de 2001, en el cual su aportación mensual era mayor en comparación con los anteriores, si bien -como se indicaba anteriormente- para dicho año había que tener en cuenta la nueva normativa introducida por la Ley Foral 17/2000, de 29 de diciembre.

No obstante, y pese a que en este caso el Instituto Navarro de Bienestar Social, y el Ayuntamiento de Castejón, a través de su Organismo Autónomo, se ajustan a dichas normas, si que es evidente que la fijación de las cuotas definitivas que cada año deban satisfacer los residentes debe de realizarse y aplicarse con la mayor prontitud posible. De esta forma, además de conocer la cantidad a abonar y, por tanto, la que puede quedarle para su libre disposición, el residente puede comenzar a hacerla efectiva desde el primer, o a lo máximo, segundo mes de cada año. Así se podrán evitar situaciones como las producidas en este caso, en el que se tuvo que exigir atrasos de hasta siete meses, como consecuencia de lo cual la cantidad a satisfacer en un determinado mes puede resultar ciertamente elevada, máxime si tenemos en cuenta el tipo de personas de que se trata. O como ocurre incluso este año, según se indica en el mismo informe , según el cual, a la fecha de su emisión, 22 de junio de 2001, se estaba pendiente de que el Instituto Navarro de Bienestar Social actualizase la ayuda correspondiente a la nueva e normativa (L.F. 17/2000) con efectos desde el 1 de enero, lo que puede dar lugar asimismo a que se tengan que efectuar ajustes en las cuotas que originen diferencias significativas al ir referidas, hasta el momento, a seis meses. En el caso de ser así, cuando menos, exigiría que se arbitrase algún tipo de medidas que facilitasen el pago de las mismas en función de las circunstancias personales de cada uno de los afectados.

Entendemos que no se produjo una actuación administrativa contraria al ordenamiento jurídico o que no respetase los principios constitucionales que está obligada a observar toda Administración Pública, por lo que se dieron por finalizadas nuestras actuaciones en relación con este caso, procediendo al archivo de la queja, todo ello sin perjuicio de lo anteriormente manifestado respecto a la fijación anual de las cuotas, que fue puesto en conocimiento igualmente del propio Instituto Navarro de Bienestar Social.